Alimentación saludable después de ganarle la batalla al cáncer

Una vez que se superó la batalla contra el cáncer hay que restablecer el estado de nutrición, que se pudo ver afectado por la enfermedad y su tratamiento, además al proveerle al cuerpo los nutrientes necesarios, que además fortalecerá su sistema inmune.

Una buena alimentación ayudará a recuperar la fuerza, reparar tejidos y contribuirá a una mejora del estado de salud.

A continuación les comparto algunas recomendaciones para recuperar y/o mejorar su estado de nutrición:

  • Verificar con tu médico si debes restringir algún alimento o seguir una dieta
  • Seguir las recomendaciones de tu médico en relación a tu peso, a la alimentación (restricción de alimentos) y la actividad física.
  • Verificar con tu nutriólogo tu estado de nutrición:
    Después del tratamiento contra el cáncer, tu nutriólogo se encargará de evaluar tu estado de nutrición y realizar algunos cambios a tu alimentación en base a tu peso, talla, edad, recomendaciones de tu médico y tratamientos farmacológicos, entre otros aspectos con el fin de recuperar un estado nutrición óptimo.
  • Control de peso: Durante el tratamiento muchas personas pierden un peso considerable, a consecuencia de los efectos secundarios de los medicamentos, sin embargo hay quienes aumentan peso también por efecto del mismo tratamiento. Para prevenir efectos secundarios, como el desarrollo de otras enfermedades relacionadas al peso, es indispensable detener la pérdida ó el aumento de peso, y después buscar el aumento o la pérdida según sea el caso.
  • Consumir verduras y frutas todos los días, incluir frutas cítricas y vegetales verde oscuro y amarillo intenso:
    Esta recomendación es importantísima porque muchas veces omitimos incluir verduras y frutas en nuestra alimentación diaria y lo único que logramos es privar a nuestro organismo de sus múltiples beneficios como lo son la fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales, recuerda que DIARIO debes incluirlas, ya que te ayudaran a fortalecer tu sistema inmunológico el cual es de suma importancia en esta etapa.
  • Comer alimentos altos en fibra: Este punto va de la mano con el anterior ya que las principales fuentes de fibra son las verduras y las frutas, pero de igual forma los cereales integrales, como los alimentos a base de maíz, avena y amaranto, los cuales contienen cantidades importantes de fibra.
  • Aumentar el consumo de alimentos naturales VS alimentos procesados
    Evitar el consumo de alimentos procesados con alto contenido de azúcares refinados, grasas, sal, colorantes y conservadores.
  • Procurar el consumo de alimentos orgánicos libres de hormonas y pesticidas: Reducir el consumo de alimentos que pueden contener hormonas como la leche, yogurt y carnes rojas. Así como procurar aumentar el consumo de alimentos libres de pesticidas químicos, como los alimentos orgánicos.

En conclusión se sugiere una alimentación equilibrada, con la menor cantidad de alimentos procesados y con alto contenido de verduras y frutas. Recuerda, estas son recomendaciones generales, las cuales no suplen la orientación personalizada de tu nutriólogo, lo importante es ponerse en manos de los expertos.

 

 

Lic. Nutrición. Egresada de la Universidad del Valle del Fuerte, práctica en Centro de Salud (Los Mochis), servicio social en Hospital Fátima S.A de C.V. Integrante del programa de comunidades saludables 2012, juego, me divierto y aprendo comiendo bien “por mi salud”.

Etiquetas: Nutrición, Judith Mendivil