Los colores que nos favorecen

El color es un tema que muchos queremos entender, porque es bien sabido que con una buena elección de colores podemos ayudarnos a resaltar nuestra belleza.

Mucho se ha escuchado que “ese color le hacía ver muy mal”, o de repente eliges bien tu color de ropa y todo el mundo te dice… ¡qué bien te ves hoy!

Lo que pasa es que cuando los colores te favorecen tu piel se ve más iluminada, te ves con más vida, los ojos se ven más limpios y claros, y hasta las ojeras y las pecas pueden pasar un poco más desapercibidas.

Los colores son hermosos y podemos diferenciarlos entre cálidos y fríos, y las personalidades de acuerdo a su color de piel, ojos y cabello también entran en estas categorías “frías o cálidas”, por eso la gente cree que si eres fría solo usaras colores fríos o viceversa, y en esto hay un gran mito… porque cada color tiene sus características y su carga cultural, y es cierto que cada uno de ellos afecta de forma distinta sobre cada persona,  todos los colores son para todas, elegirás uno u otro en función de la imagen que quieras transmitir. Y aunque los colores se dividan en cálido o frio los únicos 100% puros son los primarios, todo el resto de colores son el resultado de la mezcla de los tres primarios, así que cada color tiene su versión cálida y su versión fría y cada color nos aportará algo. Es saber que queremos transmitir para saber qué color escoger.

Teniendo claro esto ya podemos empezar con las cuestiones a tener en cuenta:

La armonía: Existen cuatro tipos de armonía en los que nos podemos identificar: armonía cálida suave, armonía cálida intensa, armonía fría suave y armonía fría intensa. Los ojos, la piel y el cabello son la base para descubrir tu armonía

Armonía Cálida Suave: caracterizada por una piel cetrina (aquellas que se tuestan con el sol), cabellos castaños claros o rubios (no platinos) y ojos miel, marrones incluso verdes suaves. Elsa Pataki es una Armonía Cálida Suave.

01

Armonía Cálida Intensa: propia de pieles morenas, cabellos castaños oscuros y ojos tanto marrones, como verdes o miel. Penélope Cruz es un claro ejemplo de Armonía Cálida Intensa.

02

 

Armonía Fría Suave: pieles blancas que no se broncean con el sol, ojos azules o verdes claro y cabello rubio platino. Nicole Kidman es la máxima expresión de este tipo de armonía.

03

 

Armonía Fría Intensa: se caracteriza por pieles blancas, casi transparentes, ojos claros y cabello negro. Dita Von Teese es el claro ejemplo de Armonía Fría Intensa.

 

04

 

Una vez aclarada la armonía, diferenciaremos los Cálidos de los Fríos. Para simplificar un poco partiremos de los tres primarios.

  • Amarillo: el cálido por excelencia.
  • Azul(cyan): frío
  • Y cambiamos el rojo por el Magenta: el comodín, porque es el que está entre ambos.

Un naranja, por ejemplo, especialmente cálido, se hace mediante la mezcla del amarillo y el magenta (rojo), cuanto más amarillo tenga…será más cálido y cuanto más magenta tenga… será más frío. Por lo tanto, dentro de que es un color cálido, puede tener una versión más fría. ¿Por qué aclaramos esto? Porque las armonías cálidas se ven más resaltadas con colores fríos y las armonías frías destacan cuando se combinan con colores cálidos. Porque el contraste de color llama la atención. Esto no quiere decir que no podamos utilizar todos los colores, porque todos los colores poseen su versión cálida y fría. Lo que es una maravilla! La versión fría perfecta para las cálidas y la versión cálida para las frías.

También están los “Colores Neutros” como: beige, cafecito, negro, blanco, gris, que al combinarlos con fríos o cálidos nos ayudan a moderar la intensidad de color, y siempre combinan con todo y a todos nos vienen bien.

Es cierto que un color cálido para una cálida no la hará resaltar, sino que es probable que el color se difumine con su piel, pero éste efecto nos interesa en aquellas ocasiones en las que nos interesa pasar desapercibidas o centrar la atención en otra parte… por eso no es lo mismo la selección de colores para maquillaje, para la ropa o para el cabello (el cabello dependiendo del color tus facciones pueden verse más suaves o más duras).

Por que como hemos dicho antes hay que elegir puntos focales en nuestro look, y no resaltar todo a la misma vez. Si por ejemplo eres rubia y has elegido un vestido azul, este color ya te hará resaltar, por eso es mejor que armonices tu maquillaje con colores que no te contrasten tanto, como los de tu propia armonía. o ir a lo seguro con un maquillaje más neutral. Así que tú eliges si quieres resaltar o verte más suave, de acuerdo a tu armonía se elige, la gama de colores que te armoniza o contrasta.

Espero que esta información aquí les haya sido útil, y ¡¡MIL GRACIAS BELLEZAS!!

Iliana es una profesional del maquillaje facial. Cuenta con estudios profesionales en el ramo con especialidad en maquillaje con aerógrafo. Ademas da coaching de maquillaje y automaquillaje.

Etiquetas: Iliana Escalante, Salud y Belleza

Más de Salud y Belleza